✌ Music diggers since 2011

El nuevo pez paradigmático: reseña a ‘Big Fish Theory’ de Vince Staples

Veredicto Joyride

9.5
En Big Fish Theory, el rapero de Long Beach, California juega con dobles significados, sugiere ideas entramadas de halos de misterio y establece las bases de un nuevo paradigma en el hip hop a partir de una producción construida sobre sonidos y estructuras que contrastan con las reglas convencionales del género. 
Producción 10.0
Concepto 9.5
Lírica 9.0

Según palabras del mismo Vince Staples, no hay una interpretación única y “correcta” de sus trabajos; lo que importa, es la reflexión individual que cada persona hace de ellos. Queda en el escucha sentarse, diseccionar la música y descifrarla por ellos mismos puesto que es fuego, y sí, sus trabajos son tan sugestivos que es difícil establecer una única dirección para entenderlos.

En Big Fish Theory, el rapero de Long Beach, California juega con dobles significados, sugiere ideas entramadas de halos de misterio y establece las bases de un nuevo paradigma en el hip hop a partir de una producción construida sobre sonidos y estructuras que contrastan con las reglas convencionales del género.

El carácter abrasivo del álbum inmediatamente posiciona al escucha en una postura pasiva, en la cuál, sintetizadores de tintes metálicos impactan los oídos con una fuerza semejante a la de las gotas de lluvia en una tormenta. Símbolos y figuras relacionadas con el oceano y el agua constituyen un imaginario que sugiere ideas sobre la soledad, el olvido, la represión, la periferia, la singularidad y la muerte.

Los beats parecen multiplicarse en intensidad al pasar de un track a otro. Son sutilmente distorsionados, refuerzan ideas de la parte lírica, son articulados y desarticulados a conveniencia, parecen cobrar vida propia. El sonido parece provenir de entornos deshabitados, de oscuras profundidades musicales inexploradas por el hombre. La parte musical del álbum ofrece un gran conjunto de posibilidades al igual que otros discos maximalistas del hip hop contemporáneo como Yeezus, The Money Store y XXX.

Cada uno de los tracks aporta una postura, una manera de ver el mundo, una característica particular de la mentalidad del rapero, sin embargo, estos están relacionados a la significación del disco en general. Los cortes no funcionan por sí mismos, sino que encajan dentro de un discurso mayor.

En la canción homónima del álbum, Juicy C rapea a manera de hookI was up late night ballin’, countin’ up hundreds by the thousand“. Pareciera que en primera instancia, Vince Staples intenta representar escenarios de abundancia y dispendio al igual que muchos de sus contemporáneos. No obstante, el dolor y el sentimiento de abatimiento que expresa posteriormente en Party People (I been fucked since my early days/How I’m supossed to have a good time when death and destruction’s all I see?) dejan claro que el rapero intenta hacer claro el contraste que hay entre él y otros MC de la época. Además, toma la voz y fragmentos de otros raperos para mofarse de ellos y señalar su pretenciosidad (“I’m on a new level” en Homage). Es irónico, pero a la vez consciente de su propia vulnerabilidad.

Sí a principios del año fue sencillo emocionarse por el novedoso concepto del último álbum de Kendrick Lamar, Big Fish Theory replantea de manera más agresiva el estado actual del Hip Hop, no sólo en el aspecto musical, sino a nivel económico y social. En el video de Rain Come Down, Staples aparece tomando un Sprite mientras se resguarda de la lluvia dentro de una cafetería. Hombres blancos de diferentes edades permanecen sentados en lugares alejados de Vince mientras la intensidad de la lluvia comienza a acrecentarse, de repente, la lluvia comienza a traspasar el techo del edificio y en una escena posterior, aparece la cafetería dentro de una pecera en medio de un lugar desértico, como sí Vince Staples se encontrase enclaustrado por limites invisibles.

El hecho que más llama la atención no es ni siquiera la estructura doble con intenciones de reflexión social (cómo ya se ha vuelto parte de su estilo), sino cómo es que Vince Staples resignifica el estereotipo del rapero estadounidense al consumir un Sprite en lugar de otra bebida. Puede parecer insignificante pero no lo es. Sí fuera cualquier otro rapero podría pensarse que el hecho de incluir a la marca en el video responde a intereses meramente comerciales (que sí lo son, en parte). Sin embargo, al ser el autor de Summertime ’06, es fácil pensar en que su inclusión tiene que ver con una postura personal: el rechazo del artista hacia sustancias como el alcohol y las drogas. El rapero sabe en dónde está parado, que su éxito también se lo debe a la industria, a elementos que están fuera de la música, y a pesar de lo que él pueda pensar de ello, aprovecha lo que tiene a su alcance para enriquecer su discurso.

Es muy probable que Big Fish Theory desemboque en un caudal de nuevos raperos que intenten copiar, asimilar, resignificar o reflexionar sobre las bases establecidas en el álbum. No obstante, a Vince Staples debe reconocerse su ingenio y habilidad para realizar una obra musical única en medio de un panorama musical que tiende a la repetición sistemática. El pez ha salido de su pecera después de apenas dos álbumes de estudio ¿qué podremos esperar de su carrera en el futuro? o ¿cuál será el devenir del género? No sabemos las respuestas, pero sabemos hay indicios de que estamos por entrar en una de las etapas más fructíferas del hip hop en la historia.

Nota anterior
#PlayNecesario: Benjamin Booker y 'Witness'
Nota siguiente
David Bowie presente en Glastonbury gracias a The Flaming Lips
Atrás
COMPARTIR

El nuevo pez paradigmático: reseña a ‘Big Fish Theory’ de Vince Staples