Back

El happy-sad más DIY de la CDMX creado por The Halfish Experience

Desde la primera vez que escuché “Dollhouse”, la más reciente canción de The Halfish Experience me atrapó por completo, ya que de inmediato pensé que era un sonido que no temía salir de lo que está sucediendo en el mainstream mexicano.

Andrés Silva es la mente detrás de este proyecto, un chilango que lleva el DIY a otro nivel por medio de su composición y el sentimiento que le impregna a sus creaciones, las cuales son capaces de comunicar un sinfín de sensaciones agridulces al escucha.

Una vez que conocemos la historia detrás de esta canción se vuelve aún más fascinante, la inspiración proviene desde el origen de los primeros recuerdos de Andrés al concepto de amor: de la relación de sus padres, una pareja que seguía junta sin amor y solo por los hijos.

Al momento de crecer, Andrés conoce a una chica que lo flecha desde el primer momento, y decide desarrollar una canción que la impresione a tal punto en que ella voltee a verlo, siendo este el nacimiento de la música de “Dollhouse”.

La letra del tema se centra principalmente en su relación, en el peculiar apego que tiene con ella y cómo, a pesar de todo, las situaciones que vivan juntos (sean las que sean) siempre tendrán una cara buena y alegre, por el simple hecho de estarlas viviendo con ella.

Por: Alexa Olán

 
About the Author /

Un robot con buen gusto musical. Con la gracia de R2-D2, la astucia de Terminator y el look de Harrison Ford como Rick Deckard.