Back

El odio, la tragedia e incomprensión expresados en una carta de Frank Ocean

Los crímenes de odio no son algo nuevo de éste milenio, no son algo nuevo para nuestra generación. Desde luego, confome el paso del tiempo, hemos pasado de ser aborígenes salvajes a una sociedad organizada y ¿civilizada?.

Esa cuestión surge después de la masacre registrada en Orlando, donde dentro del club Pulse, murieron alrededor de 50 personas, con un número similar de heridos,y el móvil del ataque fue que el lugar era un club gay.

Ante tal tragedia, las críticas y el debate sobre la inclusión e igualdad se abrió de nueva cuenta y una semana después de lo acontecido, Frank Ocean, declarado abiertamente su bisexual, además de decir que se encuentra trabajando en material nuevo; todo esto llegó a través de una carta publicada en su Tumblr. 

Puedes leer la traducción aquí abajo.

He leído en el periódico que mis hermanos están siendo lanzados desde los tejados, vendados, con las manos atadas a la espalda por violar la ley sharia (Còdigo de conducta Islàmico). Oí que las multitudes apedrean a estos hombres caídos si se mueven después de golpear el suelo. He escuchado que es en el nombre de Dios. También he oído hablar a mi pastor por Dios, citando las escrituras de su libro. Palabras como abominación, salieron de mi piel como grasa caliente mientras describía un lago de fuego en el que Dios me quiere dentro. Escuché en las noticias que las consecuencias de un crimen de odio dejaron montones de cadáveres en una pista de baile éste mes. He oído que el hombre armado se fingió muerto entre todas las personas que había matado. Oí a las noticias decir que era uno de nosotros. Tenía seis años cuando oí a mi padre llamar a nuestra camarera transgénero “maricón”, mientras me arrastraba fuera de un restaurante del barrio diciendo que no debíamos ser atendidos porque ella estaba sucia. Esa fue la última tarde vi a mi padre y la primera vez que oí esa palabra. Pienso, aunque no me sorprendería si no es así. Muchos nos odian y desean que no existamos. Muchos están molestos por nuestro deseo de casarse como cualquier otra persona o usar el baño correcto como todos los demás. Muchos no ven nada malo en heredar los mismos valores antiguos que envían a miles de niños a una depresión suicida cada año. Así que nosotros decimos con orgullo y expresamos amor por quién y qué somos. Porque ¿quién lo hará en serio? Sueño con la idea de que tal vez todo esta barbarie y todas estas transgresiones contra nosotros mismos es una reacción igual y opuesta a algo mejor sucediendo en este mundo, alguna gran ola prominente de apertura y desvelo aquí. La realidad en comparación luce gris, ni blanco ni negro, sino desalentadora. Todos somos hijos de Dios escuché. Dejé a mis hermanos fuera de ello y hablé con mi creador directamente y creo que se parece mucho a mí mismo. Si yo siendo yo mismo fuese más impresionante que estar separado de mi propia historia de una manera que yo mismo nunca podría ser. Quiero saber lo que los demás escuchan, me da miedo saber pero yo quiero saber lo que todo el mundo escucha cuando hablan con Dios. ¿Acaso los locos escuchan la voz distorsionada? ¿el indoctrinado escuchará otra voz en su totalidad? 

Sin más que decir, la pieza ideal para escuchar después de leer esto sin duda es Bad Religion:

Bad Religion from Richard Burnett on Vimeo.

About the Author /

En 2011 escribí sobre Jack White e inició Joyride. Rocanrol y karatazos.