✌ Music diggers since 2011

Oh là là, señor francés: La Femme en El Plaza Condesa

La noche del martes, El Plaza Condesa abrió sus puertas para el show de los franceses La Femme. Un día antes lo hicieron con Ride, a pesar de la especulación colectiva generada sobre las condiciones del inmueble después del temblor ocurrido el pasado 19 de septiembre.

La del martes, no fue una típica noche de concierto en nuestra Ciudad de México, horas previas al show se respiraba cierta incertidumbre no solo en El Plaza Condesa, sino en toda la colonia.

–Oiga joven, ¿si hay evento o porque no está llegando la gente? –me preguntó el vendedor ambulante, mientras me daba mi cambio.

Para muchos era evidente que, a las afueras del recinto, el caos habitual no fue protagonista ni por el tráfico en busca de estacionamiento y mucho menos por el desorden habitual ocasionado por los puestos. La gente simplemente no se acercaba, tal vez era muy pronto para el Plaza…

Evidentemente el show tenía que continuar y con mucho entusiasmo Ex Lovers, una cara nueva dentro de la escena local –al menos para mí– se trepaba por primera vez a un escenario grande, el ya mítico escenario de El Plaza. Ser telonero de banda internacional y sumar cero semejanzas con el proyecto estelar, se convierte en una misión suicida por donde queramos verlo. Con todo en contra y evitando que decayera el ánimo, Ex Lovers se presentó con seis canciones a base de un viejito, pero contagioso rock & roll que puso de buen ánimo a los asistentes hasta el momento presentes.

Después de un rato empezó a llegar más gente para llenar algunos huecos de la parte frontal de la pista. Los franceses sin perder un segundo más, saltaron al escenario tan pronto se apagaron las luces y se produjo aquel inconfundible y bello silencio, ese que avisa el comienzo de una presentación. Las primeras notas, sonaron armónicamente para empezar con Sphynx, alineados bajo una peculiar formación en sus teclados al mero estilo de los Kraftwerk. Con un fluido español, los franceses saludaron al público y los primeros minutos confirmaron que esto ya era toda una fiesta de martes por la noche.

Este setlist no se vio acompañado del llamativo performance que los franceses acostumbran a combinar en sus presentaciones, una pena porque probablemente le hubiera dado un plus a su vista que de por sí ya nos tenía trastornados. A pesar de esto, canción tras canción la gente no dejaba de contagiarse con ese enfermizo pop electrónico de la mano de las inconfundibles voces de Lucas Nunez y Clémence Quélennec. Packshot, Oú va le monde, Septembre, hicieron temblar el suelo con los brincos constantes de los asistentes. Por un momento, yo que no me encontraba saltando, imploraba porque no se cayera el maldito edificio.

El Plaza me recordó al estilo de una noche en el Under, que curiosamente se encuentra a unas cuadras del venue. Una de esas noches de baile improvisado donde el DJ tira un beat complejo y a veces difícil de taggear, considerando que en muchas ocasiones los géneros ya traen un post por delante. Mycose, Exorciseur y Tatiana formaron parte de un combo letal con canciones extraídas de su última producción Mystère (2016), tres de las canciones con mayor recibimiento por parte del público.

Canciones como Paris 2012, Sur la planche 2013, bien podrían embonar a la perfección con El planeta salvaje o una de esas películas surrealistas de Rene Laloux que conservan ese toque kitsch, que finamente caracteriza también a los franceses.

La ejecución de Cielito lindo fue sin duda el momento clave de la presentación, debo decir que a todos nos movió fibras aún sensibles a raíz de los recientes eventos presenciados en el pasado sismo. Con el sentimiento a todo, el setlist de los franceses dio fin con Vagues y Antitaxi haciendo temblar literalmente a El Plaza Condesa entre un desenfrenado baile que por momentos se convirtió en un agresivo slam.

Los franceses cumplieron en esta su tercera visita a nuestro país; fue una presentación llena de contrastes que más allá del talento que en ningún momento nos quedó a deber, esperamos que el recinto y la empresa responsable de su administración garanticen de forma confiable la estabilidad del inmueble, que desafortunadamente horas después fue reportado con ligeras vibraciones por parte de los vecinos cercanos al edificio.

Reseña: Gerardo Juárez
Fotografías: Fernanda López 

 

Nota anterior
Spoon explota el poder de la canción "I Ain’t The One"
Nota siguiente
Depeche Mode se luce con la canción "Cover Me" en Jimmy Kimmel Live!
Atrás
COMPARTIR

Oh là là, señor francés: La Femme en El Plaza Condesa