✌ Music diggers since 2011

¡Hola Nostalgia! Inside In / Inside Out de The Kooks

-¡Hola Nostalgia! es una sección que relatará la experiencia de nuestro cuerpo editorial con los álbumes más importantes de la década pasada. El primer ejercicio está dedicado al debut de The Kooks y al ambiente musical que se respiraba en el ya lejano 2007-

Durante un periodo de mi adolescencia solía visitar frecuentemente un pequeño local de cds piratas en el centro de la ciudad. Mi colección en ese entonces constaba principalmente de álbumes de U2, Metallica, Green Day, Blink 182 y My Chemical Romance, bandas que satisfacían el apetito musical de muchos niños de mi escuela que al igual que yo, ya disfrutaban del rock a muy corta edad. El señor de mi tienda predilecta identificaba muy bien el tipo de bandas que me gustaban e intentaba recomendarme propuestas más o menos relacionadas con mis afinidades del momento; no obstante, mi yo de 10 años desdeñaba sus propuestas para continuar un consumo descarado de pop-punk y fake emo.

No fue hasta en algún momento del 2007 que mi padre llegó de visita al local y al no conseguir el álbum que le había encargado (We Don’t Need to Whisper de Angels and Airwaves), finalmente el vendedor pudo hacer que me comprara tres álbumes para chavos “que seguramente podrían gustarme”. Estos álbumes eran First Impressions of Earth, Whatever People Say I am That’s What I’m Not e Inside In / Inside Out.

Mi negación a escuchar música nueva quedó completamente desterrada al descubrir estas tres bandas, y al final y sin querer, la tercia me encaminó hacia una ruta de múltiples y constantes descubrimientos. Tiempo después Limewire llegó a mi vida y con ello, también la posibilidad de realizar búsquedas y descubrimientos más amplios por mi propia cuenta pero esa es otra historia.

El álbum que menos perduró en mi fue Inside In / Inside Out de The Kooks, no porque no lo haya disfrutado en su momento, sino porque en realidad poco a poco me di cuenta de que era una copia menos atractiva de lo que Arctic Monkeys ofrecía en otros discos.

Sin embargo, en mi primer contacto con el álbum escuché un millón de veces la introducción acústica de Seaside, los versos rápidos de Ooh La y la coquetería explícita de Sofa Song. La banda tenía una desfachatez similar a la que me ofrecían algunas de mis bandas de pop-punk y eso fue suficiente para que les dedicara varias horas de escucha.

Recuerdo haber grabado sólo cuatro canciones del álbum en mi IPod: Seaside, Ooh La, Naive y She Moves In Her Own Way. Los cortes restantes nunca fueron de mi agrado. El aparato me duró algunos años y la banda desapareció con él. El tiempo pasó y abandoné el total de sus canciones hasta el punto de considerarlos como una banda completamente genérica e insoportable.

No fue hasta esta edición del Festival Corona Capital que me encontré con la posibilidad de volver a relacionarme con la la banda y con un álbum que si bien, no ha sido constante en mi vida, sí marcó un punto de inflexión importante en mis gustos y afinidades.

Al ver los horarios pensé en que existía la opción de presenciar su set y me puse a repasar algunos de los tracks que no escuchaba desde hace más de diez años. Inmediatamente escuché Seaside y me reencontré no con una canción, sino con un sentimiento. Muchas de las bandas que conforman el cartel de esta edición apelan no a la relevancia ni a la calidad de las propuestas sino a la nostalgia de casi toda una generación. Es posible que la misma banda sea consciente de ello.

Aún no sé sí decidiré quedarme a la fiesta de los Friendly Fires (igualmente nostálgicos, aunque fiesteros) o sí viviré la experiencia de escuchar en vivo algunos de los primeros cortes que escuché en mi adolescencia, pero sí sé que después de todo lo disfrutaría. Puede ser que efectivamente la banda sea genérica y predecible, pero de alguna manera también son responsables de que a largo plazo buscara otro tipo de propuestas que quizás nunca hubiera conocido en caso de no llegar primero a una banda como The Kooks (entre ellas Friendly Fires).

Si bien, es claro que no me volveré fanático de su última producción ni de cualquier otro disco que hayan lanzado después de su debut, sí es posible que después de este examen de autoconciencia tenga más consideraciones con esta banda y con otras que fueron parte fundamental para mi formación musical. Por ahora seguiré escuchando Seaside, Ooh La, Naive y She Moves In Her Own Way, como si 10 años no hubieran pasado ya por mis hombros.

Nota anterior
#Joyread: 'Los ingrávidos' de Valeria Luiselli
Nota siguiente
Freelance de Toro y Moi expande los términos y condiciones del pop
Atrás
COMPARTIR

¡Hola Nostalgia! Inside In / Inside Out de The Kooks