✌ Music diggers since 2011

Oye, amigo, ¡arriba la esperanza!: reseña a ‘POST-’ de Jeff Rosenstock

Veredicto Joyride

7.8
POST- probablemente es la continuación de WORRY (2016), antesala a una serie de inquietudes del músico, a raíz de las erráticas y polémicas elecciones, que se llevaron a cabo semanas después de su lanzamiento. Jeff no se guardó nada y escupió en su momento su descontento sobre la problemática social que aqueja a los EE.UU, tomando en cuenta la desigualdad económica y la brutalidad policiaca que, si bien suele ser graciosa en realitys tipo COPS, termina por ser un tema, del cual no podemos quitar el dedo del renglón.
Instrumentación 7.5
Lírica 8.5
Producción 7.5

Dando un agresivo carpetazo a los villancicos navideños del 2017, el año nuevo dio tremenda nota con el lanzamiento de POST-, cuarto álbum en solitario del neoyorkino más simpático de la escena punk, Jeff Rosenstock. Para los que ya se están preguntando, ¿ese tal Jeff de dónde salió?, retrocedamos algunos años, antes de que Jeff pegara en la radio y ganara su primer millón.

Refugiado en su natal Long Island, el músico anduvo de aquí para acá, tocando con sus cuates y armando proyectos bastante interesantes, eso sí, siempre arropado por una escena local que vio despuntar a bandas del calibre de Glassjaw y Taking Back Sunday, volviéndolas todo un referente de aquella ciudad. Aunque Jeff no alcanzó tal gloria, tiene un merecidísimo lugar con dos proyectos que sobresalen del resto: The Arrogant Sons of Bitches y Bomb the Music Industry! La mayoría de las bandas donde Jeff militó, primordialmente se enfocaban en presentar mezclas dentro del terreno del punk y el ska, casi siempre arriba de escenarios, auspiciados por bares y venues improvisados. Un Jeff Rosenstock que, a la fecha, no olvidó sus orígenes, presentándose aún en fiestas locales y seguramente armando el ensayo en el sótano de la abuelita.

USA, primer corte de la producción -sin contar Mornin-, dura alrededor de 7 minutos y más allá de ganarse la evidente etiqueta de la primera canción anti-Trump del año, es una cachetada para ese sector de la población que, refugiada en el anonimato, simpatiza con la elección del troll más grande de Twitter y del escenario internacional. ¡Vamos bien, Sr. Presidente!

POST- musicalmente hablando revoluciona el antiguo material de Rosenstock, el sonido a base de synths en la mayoría de las canciones, da indicios de un Jeff en busca de plasmar un nuevo estilo, alejado de la explosiva trayectoria que tuvo con Bomb the Music industry! o sus antiguas entregas como solista, fieles a un sonido que propiamente fueron más arriesgadas.

La presencia del falsete agudo en la voz de Jeff, son evidentes a lo largo del disco, pero no es hasta All This Useless Energy que presenciamos un equilibrio en ese áspero punk, que Jeff y sus amigos acostumbran a soltar en esos violentos riffs de guitarra. De forma absurda Let Them Win pieza final y alentadora del disco, dura arriba de los 11 minutos y da un cierre de sintetizador bastante peculiar, algo así como una de esas canciones larguísimas de Built to spill o de los difuntos Austin Tv. Preguntémosle directamente, ¿en qué demonios estaba pensando?

POST- probablemente es la continuación de WORRY (2016), antesala a una serie de inquietudes del músico, a raíz de las erráticas y polémicas elecciones, que se llevaron a cabo semanas después de su lanzamiento. Jeff no se guardó nada y escupió en su momento su descontento sobre la problemática social que aqueja a los EE.UU, tomando en cuenta la desigualdad económica y la brutalidad policiaca que, si bien suele ser graciosa en realitys tipo COPS, termina por ser un tema, del cual no podemos quitar el dedo del renglón. POST- es la confirmación de un Jeff Rosenstock impotente de saberse parte de una sociedad, que solita se puso el pie, evidente analogía en canciones como Yr Throat y Powerlessness.

Como ya anticipaba, recientemente Jeff lanzó un AMA en Reddit para que todos los curiosos del tema y niños rata de internet, envíen sus mejores preguntas relacionadas con el nuevo disco o trivialidades acerca de su cereal favorito, el consejito para entrarle a la música o sus opiniones sobre el mítico DAMN. de Kendrick Lamar. ¡Corre! Todavía sigue respondiendo hasta las más absurdas preguntas.

POST- sin duda es de lo mejor del 2018 –hasta ahora– y no cabe duda que este año, Jeff estará hasta en la sopa y posiblemente formará parte de algunos festivales de renombre. La producción ya está disponible en las diversas plataformas de música, así como en descarga gratuita por medio de Bandamp.

Reseña por Gerado Juárez.

Nota anterior
In 2018 we trust: los 18 discos que más esperamos para el año que inicia
Nota siguiente
The Men estrenan canción para anunciar su nuevo disco: "Drift"
Atrás
COMPARTIR

Oye, amigo, ¡arriba la esperanza!: reseña a ‘POST-’ de Jeff Rosenstock