✌ Music diggers since 2011

Lo bueno, lo malo y lo feo de Ceremonia 2018 + galería fotográfica

Lo bueno:
– Ceremonia se mantiene firme y con una personalidad definida. Hizo y hace lo que al Corona Capital le dio miedo: mezclar proyectos internacionales y nacionales con una línea perfectamente clara y coherente.
– King Krule simplemente nos reventó la cabeza. El chico es un genio, no hay más palabras. Por fin pudimos presenciar su primer show en México y fue todo lo que esperábamos: un coctel de tracks nuevos y viejos acompañados de una banda talentosísima que permitía a Archy Marshall lucir música y vocalmente.
– Aunque el cartel no tenía macanazos mainstream en su cabecera, la curaduría de nuevo fue genial: de todo y para todos.
– Arca demostró que es un artista en toda la extensión de la palabra. Una presentación llena de sensualidad, beats sórdidos y atmósferas irónicamente nítidas y pacíficas.
– A diferencia del año pasado, nos tocó una carretera bastante tranquila. La ida y regreso fue una chulada y aunque eso no tenga que ver con los organizadores, siempre se agradece un camino fluido.
– BrokeKids fue un momento álgido del festival. Atardecer, la cerveza empezando a hacer efecto y una baraja muy interesante de MCs haciendo lo suyo en el escenario.
– ¿Coinciden en que Cuco fue una de las revelaciones? Sabíamos de su talento en el estudio, pero su viaje en vivo es realmente destacable. El chico puede viajar del hip hop al dream pop sin problema y lo mejor de todo: lo hace increíble.
– La entrada y salida del recinto siempre es ordenada y este año no fue la excepción.

Lo malo:
– La zona de comida no estaba tan bien organizada y no tenía la decoración cool de otros años.
– Pensando en la salud económica del festival, esto se antoja malo: muchos chismes dijeron que la venta de boletos no fue la esperada. Aunque no estuvo para nada vacío el Centro Dinámico Pegaso, podemos decir que podíamos movernos con mucha comodidad e incluso llegar a lugares cercanos al escenario sin problema.
– ¿Cómo que la rueda de la fortuna no funciona en la noche, joven?
– Esta sí que es una conclusión personal: Soulwax simplemente no me gustó. Sigo pensando que sus tres bateristas son más pretensión que talento necesario para su música.

Lo feo:
– Seguimos sin incontrar una razón particular para que el festival sea en Toluca (más allá de las complicaciones que puedan tener los organizadores para rentar el Autódromo). Lo anterior lo decimos porque siempre la pasamos muy chido y pensar en el regreso es un verdadero tormento, sobretodo si vas en auto propio.
– ¿Notaron a la gente apagada durante el set de Beck? Nosotros también. Una lástima porque el Güero lo hizo increible.
– El sol, siempre el sol.

Fotos por el querido Luis Avilés

Nota anterior
¿Qué tal lo nuevo de Jack White en vivo? En unas semanas lo veremos en Saturday Night Live
Nota siguiente
Live Profile: Future Islands de cara a El Plaza Condesa
Atrás
COMPARTIR

Lo bueno, lo malo y lo feo de Ceremonia 2018 + galería fotográfica