Back

Atrás/Desaparecer: Una entrevista a Sadfields sobre su nuevo material

El nuevo material de Sadfields lleva por título Atrás/Desaparecer. La dupla de palabras (y canciones) remite al pasado y a la mortalidad, dos temas de amplio interés filosófico y humanístico. Todo tiene un pasado y todo tiene un fin, y ese “todo” incluye las tendencias culturales. El panorama musical vive un momento de transición en el cual el rock ha perdido el espacio predominante que había mantenido durante muchos años en el mainstream musical. El futuro del género es incierto, pero bandas como Sadfields ven al rock como un elemento que trasciende más allá de las tendencias. Además, prefieren no limitarse a entender la música a partir de sólo un género, y en su lugar, intentan encauzar sus diversas influencias –que van desde Lorelle Meets The Obsolete hasta A Tribe Called Quest– hacia propuestas expresivas eclécticas y concretas.

Sadfields se ha convertido en uno de los estandartes de la música independiente de la Ciudad de México y ha sabido posicionarse como uno de los actos en vivo más atractivos de los últimos años. Tras dos años de haber lanzado Homesick, las dos nuevas canciones llegan como el chaleco salvavidas de una escena local que ha brillado por una ausencia notable de propuestas novedosas (salvo algunas joyas que han llegado de manera espontánea y con un impacto considerable).

A diferencia de sus canciones anteriores, los nuevos cortes de la banda son en español, lo cual llama la atención ante el advenimiento de proyectos que cada vez más prefieren optar por un idioma distinto al de su lengua materna. Los rasgos característicos de la banda permanecen con cambios que sólo son notables hasta después de varias jornadas de escucha. El manejo del ruido, la distorsión y los sonidos en general ahora es más consciente y menos expansivo, pero todos los elementos que han distinguido a la banda en el pasado continúan, salvo el idioma de las letras.

La fecha de lanzamiento está planeada para el 26 de abril. Con la finalidad de introducirnos en esta nueva era de la banda, hemos platicado con los tres integrantes de la banda sobre su nuevo material, la industria musical contemporánea, el futuro de sus presentaciones en vivo, la producción de Rodrigo Esquivel y sus experiencias junto a Beach Fossils y A Place to Bury Strangers:

A dos años de haber lanzado Homesick ¿Cuál es el papel que ha hecho Sadfields en el panorama musical de la Ciudad de México?

Miguel: Hemos mantenido un estándar de calidad considerablemente alto en cada uno de los elementos que distinguen a la banda. Al ser completamente responsables del material disponible, tenemos la posibilidad de curarlo de la forma que más nos agrade y nos represente. Esto también aplica para las presentaciones en vivo, las personas se han mantenido expectantes e invitan a otras a conocernos porque siempre tratamos de ofrecer experiencias muy únicas.

Erick: Realmente no sé cómo nos perciba nuestra audiencia, otras bandas o más personas involucradas en esto. Tocar es algo que nos hace felices por el simple hecho de hacerlo. Simplemente nos enfocamos a satisfacer nuestras inquietudes y obsesiones personales en una banda.  Hay distintas metas a corto y largo plazo en la mente de cada uno de nosotros, pero en realidad estamos disfrutando de ser una banda y cimentar algo de lo que estemos orgullosos.

¿De dónde surge el concepto de su nuevo material?

Daniel: El concepto para este nuevo material surge de manera circunstancial y espontánea. Inicialmente no pensamos en hacer un material con un significado específico, sino que se fue desarrollando conforme el proceso. Al paso de los meses, los cambios y situaciones de cada uno, fuimos encontrando significados en cada uno de los elementos que se integran para conformar al material. Lentamente logramos hallar dentro de aquellas piezas un rompecabezas que terminó siendo un fiel  reflejo de nosotros.

E: Fue algo casi intuitivo y que tuvo que ver con nuevas etapas que se estaban iniciando en nuestras vidas. Cambios, transiciones y replanteamientos. Es algo que el escucha podrá notar a primera instancia. Un regresar eterno a memorias que creías sepultadas.

También tuvieron que ver muchas de las influencias musicales que teníamos paralelamente en ese entonces. Realmente Sadfields no es una banda que todo el tiempo hable de música. Fue interesante compartir referentes durante el proceso creativo. Re-visitamos cosas como The Cure, The Chameleons y Wire… Fue un camino interesante.

¿Perciben una evolución sonora en relación a su producción anterior?

D: Sí, definitivamente. Para este nuevo material, una ‘evolución’ sonora sería un término preciso para describirlo en relación a lo anterior. De cierta forma buscamos evolucionar al  desenmascarar nuestro sonido, mostrar una faceta más madura, concreta e íntima de nosotros.

E: Para mi, fue un proceso de replantear la manera en que presentamos ciertos conceptos, como el ruido, por ejemplo. Ahora son mucho más claros dentro de la composición. Nuestra interpretación también ha evolucionado. Cada vez hay más cosas que quieres decir y aprendes que la mejor manera de explicarlas es señalando sólo lo necesario. En cada rincón del material está la influencia y dirección de nuestro productor, Rodrigo Esquivel. Todo el material fue grabado en Madre de Dios Estudio, al sur de la Ciudad de México.

La expectativa por Homesick se elevó considerablemente por toda la historia que tuvo la grabación y su posterior lanzamiento (la falla de la computadora y el retraso de su show de presentación por el 19-S); ¿Creen que la expectativa por el nuevo material de Sadfields sea más grande que la que hubo en su lanzamiento anterior?

D: Si. La expectativa por un nuevo material, naturalmente, siempre será y debe de ser mayor a lo anterior. Creemos que la audiencia al esperar más, ver una evolución y progreso en un artista, puede presionar y retar positivamente al artista a crecer y desarrollarse para alcanzar nuevos límites en su expresión. No creemos que dichos cambios deban de darse por complacer al público, sino que deben surgir desde, por y para el artista. Pero sí creemos que las altas expectativas pueden ser un motivante para salir de tu zona de confort y encontrar nuevas posibilidades.

E: Esas épocas fueron intensas para todos, pero al final el material se desarrolló en el tiempo necesario. Sadfields es una banda que ha ganado una audiencia específica con el paso del tiempo. Para mi, Atrás/Desaparecer son composiciones necesarias para el desarrollo de nuestra narrativa como banda. Este nuevo material aporta desde otro lugar características al proyecto. Pilares que se construyeron con Homesick permanecen pero también se suprimieron otros elementos. Cada quién tendrá su juicio.

Sabemos que hubieron problemas y diferencias creativas durante el proceso de realización de Homesick y en las presentaciones posteriores al estreno del álbum. ¿Esta vez permanecieron las mismas dificultades?

D: Los problemas y diferencias en la era de Homesick fueron increíblemente particulares a esa época. Esos tiempos estuvieron llenos de sentimiento puro y una emoción fuera de serie, particular a esos meses, que simplemente no volverán a pasar y serían irreplicables hoy en dia.

El tipo de ‘dificultades’ a las que nos enfrentamos para Atrás / Desaparecer, creemos que fueron de ‘transición’ o ‘cambio’ en cada uno de nosotros, que irremediablemente se vieron manifestadas en varias etapas del proceso de realización de este material. En esta ocasión, el enfrentar, entender y apropiarse del cambio fue la ‘dificultad’ principal.

E: En Sadfields siempre hay confrontación y es algo muy normal para la banda.  Es una dinámica que siempre hemos tenido. Cuestionamos la postura del otro por el simple hecho de sentirnos en un ambiente más cohesivo. Todos somos obsesivos con diferentes aspectos del material, desde el arte hasta la mezcla de alguna canción. Ese es uno de los elementos más importantes de esta banda, a mi parecer. El no pasar nada por alto y atender hasta el más mínimo detalle bajo nuestros estándares.

Sadfields, antes que una banda de estudio, ha tenido su principal foco de atención en sus presentaciones en vivo. ¿Qué ha significado para ustedes ser uno de los actos locales más reconocidos en el plano de la música en vivo?

D: Que se nos reconozca de tal manera, representa para nosotros la responsabilidad de mantener un estándar de calidad y compromiso con el arte en vivo. Continuar manifestando en el escenario lo que hacemos de la manera más intensa, real y fiel a quien somos. Y lograr una conexión y un sentido de pertenencia con aquellas personas presentes que se identifican con nosotros.

M: Antes de empezar a hacer música juntos, solíamos acudir a distintos conciertos juntos. En uno de ellos nos topamos con la mítica banda Lorelle Meets the Obsolete. Durante toda esa presentación, los tres, que estábamos hasta enfrente, nos quedamos inmóviles observando todo lo que pasaba en el escenario, cómo lucían mientras tocaban y lo que hacían con sus pedales. Al final el bajista, Richard Venegas, azotó su Jaguar Bass contra el monitor con una furia que pocas veces hemos visto en un músico. Fue algo verdaderamente revelador.

Es una vivencia que se mantiene presente hasta el día de hoy. Nuestro acto en vivo es solamente el reflejo de lo que nos gusta ver en otros artistas. Tratamos de mantener la calidad del sonido y la entrega al nivel más alto posible, a la vez que buscamos mejorar constantemente. En el momento de la presentación esas cualidades se vuelven palpables. Al igual que nosotros, creemos que las personas son capaces de identificarse con esas emociones.

E: Para el tiempo en que grabamos Homesick, ya habíamos pasado un año tocando en la Ciudad y un par de estados de la república. Sadfields siempre se ha concebido a sí mismo como una banda que se necesita experimentar en vivo. Nos tomamos con bastante responsabilidad los shows. Es un ritual para nosotros.

¿Qué es lo que aprendieron después de haber compartido escenario con bandas como Beach Fossils y A Place To Bury Strangers?

D: Al haber compartido escenario con grandes como A Place To Bury Strangers y los Beach Fossils, aprendimos valiosas lecciones, tanto personalmente por parte de algunos de ellos como profesionalmente y por inercia  respecto a lo que involucra llevar a cabo una presentación de mayor magnitud.

Pero principalmente, y en el menor número de palabras, aprendimos que un acto en vivo nacional o de ‘menor calibre’ no es menor y no le debe nada a uno internacional o más grande. A la hora de estar en el escenario, las diferencias se difuminan y queda en evidencia lo que se es en realidad. Lo intenso y genuino de cada artista no pasará desapercibido. Siendo así nuestra responsabilidad como artistas nacionales, exponer y transmitir a la audiencia nacional la calidad y el  potencial de sus propios artistas.

E: Ambos shows dejaron aprendizajes particulares y realmente los percibí desde el pequeño sistema que es Sadfields hacia afuera. Somos muy adeptos a llevar nuestro backline, por ejemplo. Afortunadamente, también contamos con el de Madre de Dios Estudio para este tipo de ocasiones. En el show de Lunario con Beach Fossils, nuestro acto en vivo tuvo el sello de la casa; apropiarte de un show involucra cada detalle, incluyendo las cosas que usas.

En ambos shows, Sadfields tuvo un gran nivel de exposure ante una audiencia bastante receptiva. Nos sentimos afortunados de haber podido realizar dos shows de ese tamaño en un lapso de tiempo tan pequeño (Lunario fue en Agosto e Indie Rocks en Junio).

¿Han planeado hacer modificaciones a su acto en vivo? ¿Qué es lo que podemos esperar para sus futuras presentaciones en la era ATRÁS / DESAPARECER?

E: Jugar con diferentes texturas y capas de nuestro sonido es parte de construir una nueva experiencia para el show en vivo. Nuestro desarrollo como músicos siempre ha sido consistente entre los tres. Es la primer banda en forma de todos nosotros, por lo que entendemos muy bien la dinámica del uno con el otro, lo que conlleva a trabajar de una forma más pulida aspectos como transiciones y dinámicas específicas. La narrativa de un set es algo que Sadfields ha trabajado desde el día cero y siempre es divertido hacer diferentes historias para cada se

M: Nuestro acto en vivo se mantiene en constante evolución. En definitiva podemos decir que habrá un sonido mucho más purgado. Estarán presentes algunas de las canciones de Homesick y también algunos experimentos nuevos.

A pesar de que su banda es un fuerte referente en cuanto a presentaciones en vivo, aún no los hemos visto en ninguno de los grandes festivales nacionales. ¿A qué creen que se deba? ¿Han recibido alguna invitación? ¿Qué opinan de los pequeños y grandes festivales mexicanos?

D: La situación de un artista/banda frente a un festival generalmente está fuera de sus manos, y recae principalmente en sus relaciones públicas, management, prensa etc. (sin mencionar  el quien esta detrás y el objetivo particular de cada evento.) Si, el trabajo del artista/banda definitivamente debe hablar por él, pero es inevitable admitir que es determinante también aquello externo que “habla por el”.

Hay fantásticos festivales nacionales llevando a cabo una edición año tras año, algunos más consolidados que otros y cada uno con una curaduría, público y objetivos distintos, sin embargo la ambición y el trabajo de cada uno (pequeño o grande) es de apreciarse siempre. Realizar un festival no es una tarea fácil, y mucho menos en México, y el empeño por acercar al público a sus artistas favoritos y encontrar nuevas propuestas en su país es algo que agradecer.

E: Sadfields es una banda muy joven. No tenemos un material de larga duración ni siquiera. Nos hemos probado a nosotros mismos que escenarios más grandes son una plataforma perfecta para el sonido de Sadfields y eso es la motivación perfecta para seguir desarrollando un sonido cada vez más específico. Realmente estar en un “gran” festival no es algo que nos quite el sueño.

El panorama musical ha cambiado radicalmente en los últimos años y parece que cada vez el género rock se ve mermado ante las propuestas de otros géneros, es decir, cada vez tiene menos relevancia y cada vez disminuye su impacto, incluso para los propios fanáticos del género. ¿Cómo es que han vivido estos cambios? ¿Qué significa ser una banda de “rock” (o derivados) en el panorama actual?

D: No consideraría que el “rock” tiene menos relevancia e impacto, y mucho menos para sus fanáticos. El género ha evolucionado y se encuentra en constante cambio y adaptándose ya sea retomando elementos de épocas anteriores o contemporáneos. Desde siempre el rock ha estado en ‘competencia’ con otros géneros o corrientes musicales y es quizá hoy en día que ante la abundancia, apoyo y popularidad de nuevas propuestas que comparten menos en común con el rock que podría entenderse que el rock se ha visto mermado. Sin embargo el impacto del género y todo lo que involucra trasciende más allá del panorama actual. Las personas siguen, y seguirán, identificándose con el género y continúan buscando y encontrando exponentes locales hasta la fecha.

E: La “muerte” del Rock es algo que siempre ha sido sonado, anticipado y profesado.  No es característico de ésta época solamente. Yo podría decirte que murió cuando asesinaron a Dimebag Darrel, por ejemplo. Hacemos música que nos gusta sin pensar en si suena a rock, emo, shoegaze o lo que sea. Hay un cúmulo de influencias que siempre están activas; de mi parte, puedo decir que los ritmos de las nuevas canciones fueron hechos con People’s Instinctive Travels and the Paths of Rhythm de A Tribe Called Quest, por ejemplo.

Diferentes necesidades artísticas surgen en diferentes momentos y lo realmente satisfactorio es preocuparte por atenderlas, antes que por darle a alguien “lo que quiere”. Por supuesto que nos consideramos una banda de Rock, pero eso no influye en nuestra visión de nosotros mismos como proyecto y no determina directamente en las metas que podamos o no tener.

En relación a la pregunta anterior, ¿Cuáles son las pretensiones que puede tener una banda local de rock en el panorama actual? ¿Qué es lo que ustedes mismos opinan del género y derivados?

D: Una banda local puede pretender a lo que su capacidad, calidad y perseverancia le permitan, sea rock o no. Es fantástico que artistas aspirantes exploren el género y sus derivados, pues puede expandir sus horizontes sónicos y creativos. Sin embargo el uso íntegro de algún sub-genero, con poco o nada de su toque personal, no lleva a ningún lado. En otras palabras, la réplica poco inspirada de alguna corriente musical propone poco en el panorama actual y evita el crecimiento y la credibilidad de algún movimiento/corriente/escena.

E: Todas las bandas tienen aspiraciones diferentes entre sí. También características diferentes. Cada una es un pequeño mundo por sí sola. Las ambiciones que puedas perseguir con tu proyecto pueden ser de cualquier tipo y solo tú eres el responsable de llevarlas a cabo. Creo que eso es lo “mágico” de esto. No importa el género, si no el aura artística, –diría Walter Benjamin–, que tu obra posea.

¿Cuál es la razón principal que ha mantenido unida a la banda en lo que llevan de carrera musical?

D: La conexión que hay entre nosotros. Los tres compartimos un vínculo más allá de los gustos musicales o personales, que se ve ha visto más fácilmente plasmado en la manera en la cual nos expresamos artísticamente. Aquella simbiosis, y su resultado es para nosotros algo invaluable, algo en lo que ciegamente creemos y buscamos hacer más grande.

M: Nos conocemos desde hace muchísimo tiempo y siempre hemos sido afines a muchas cosas. A pesar de que nos hemos desarrollado en distintos ámbitos, la música es esencial en nuestras vidas; tenemos una extraña habilidad para entendernos en este ámbito. No es fácil encontrar a alguien con quien puedas llegar a esa catarsis.

E: Que no te mientan, lo mismo me he preguntado a lo largo del proyecto. Si existiera un anuario de bandas, Sadfields estaría catalogada como “La banda más propensa a desintegrarse”.

Fotos por: Mauricio Saldaña

About the Author /

Editor | Esperando el imposible regreso de Modern Baseball y el nuevo álbum de Kanye West.