✌ Music diggers since 2011

Razones para hacer garage-rock en 2017: entrevista a Tijuana Panthers

Tijuana Panthers es una banda originaria de Long Beach, California; un sitio que desde la salida de Hell Can Wait Summertime 06′ ha sido objeto de análisis y reflexión sociológica debido a las descripciones inquietantes que Vince Staples ha construido de la ciudad.

La agrupación conformada por Chad Wachtel, Daniel Michicoff y Phil Shaheen, ha optado por mantener vivo un género que fácilmente puede pasar desapercibido en un estado que en este mismo año tuvo la oportunidad de albergar una de las pocas y muy anheladas presentaciones de Frank Ocean durante la limitada promoción de su último álbum.

Si bien, el garage-rock no es un género considerado como uno de los más relevantes de las últimas dos décadas, las canciones de Tijuana Panthers  y de bandas similares, tienen un carácter efímero y visceral que sólo encuentra su máximo desarrollo hasta el momento de sus interpretaciones en vivo. Quizás la emoción no permanezca en la mente del público mucho tiempo después del recital, pero con ello basta, el género no pretende más que un impacto directo e inmediato.

Chad Wachtel, el guitarrista de la banda, da la impresión de saber lo anticuado que parece el género en la actualidad; “a veces me siento como un bicho raro por tocar esta música, la gente me pregunta constantemente ¿por qué aún tocas esto?” nos cuenta Chad en entrevista con Joyride Magazine.

Las composiciones de Tijuana Panthers no son completamente arbitrarias y aleatorias sino que responden directamente a los gustos musicales que la banda ha tenido desde temprana edad, a ideas y códigos musicales que difícilmente pueden desprenderse de ellos; Chad comenta “definitivamente no es como si pudiéramos hacer cualquier cosa que quisiéramos, desearía que pudiera ser así. Todo lo que hacemos, o al menos para mi, es producto de lo que escuchaba cuando era joven, como la música surf y el punk, así que si tratáramos de hacer otra cosa seguramente no funcionaría. Creo que soy un poco unidimensional como músico“.

Además, según el instrumentalista, todo es resultado de una serie de operaciones inconscientes de las que no tiene control: “incluso no es como si quisiera tratar de aplicar mis influencias en mi música, es más como un desarrollo de mis gustos. Yo sólo empecé a tocar y mi estilo reflejo lo que te acabo de decir, no fue a propósito, todo fue producto del ambiente en el que crecí“.

Chuck Berry, Buddy Holly y el rock de los 50 en general fueron de gran influencia para el músico estadounidense, sin embargo, también es consciente del estado actual de la música y del rumbo que han tomado los gustos de los nuevos públicos; “es chistoso, ni siquiera he escuchado Despacito -la canción de Luis Fonsi– pero he escuchado a mucha gente cantándola y hablando de ella. Realmente no escucho mucho de lo que hay en el top 40, pero me gusta que haya variedad porque hay un contraste padre, no deseo que nadie escuche las mismas cosas y aprecio que lo que escucho no sea popular, realmente no debe serlo“.

El próximo fin de semana, la banda californiana realizará su primer show en territorio nacional con motivo de la celebración de la tercera edición del Friendstival, una propuesta de INTRSTLRS que pretende conjuntar a Sleep Party PeopleTijuana Panthers, Big Big Love y Sadfields en un mismo recinto. Chad ya tiene una idea de lo que está a punto de enfrentar “apostaría a que los festivales mexicanos son muy parecidos a los de Estados Unidos. Sé que en México hay una escena como la de aquí y lo sé desde mucho tiempo porque cuando era niño escuchaba compilaciones de garage rock mexicano. Recuerdo que sonaba muy parecido a las bandas estadounidenses. Había una compilación titulada Más RocknRoll que era una buena compilación. Me imagino que así ha sido en México desde entonces, por lo que creo que los festivales han de ser parecidos a los de acá.”.

Con respecto a su presentación en México, el integrante no hace nada para ocultar su emoción; “habrá mucho baile, eso te lo puedo asegurar; probablemente también baile con las otras bandas, definitivamente tomaré al menos un shot de tequila y una cerveza, esas son las tres cosas que seguramente pueden esperar“. Así es como Chad imagina su presentación en la Ciudad de México, una ciudad que en este momento lucha por hacerle frente a una tragedia natural sin precedentes y que con ello, puede encontrar en la música un escape y una vía para la recuperación personal.

Nota anterior
Justice estrena candente video para una nueva versión de "Pleasure"
Nota siguiente
Un pen$%#" trató de robarle un beso a Molly Rankin de Alvvays
Atrás
COMPARTIR

Razones para hacer garage-rock en 2017: entrevista a Tijuana Panthers