✌ Music diggers since 2011

La escena musical en Veracruz y la sombra de sus gobiernos fallidos: entrevista a Arik Lau

La música del joven veracruzano Arik Lau, al igual que la de muchas otras bandas de esta generación, es producto de toda una tradición de corrientes y géneros musicales provenientes de las décadas de los 80 y 90. En sus álbumes, los matices asimétricos, aleatorios y desaliñados propios del lo-fi y el noise son conjugados con estructuras pop accesibles. En general, el sonido del músico de Orizaba suena a una combinación artificial entre Pavement, Tame Impala y Mac Demarco, con todo el caos y la psicodelia que esto conlleva.

A su corta edad, el compositor de temas como Maya (Nothing Really Matters After All) y Heaven ha aprendido diferentes técnicas de producción y composición. Además, su participación en un conjunto orquestal y su papel como guitarrista en la banda Los Ausentes lo hacen ver como una persona apasionada, dedicada y experimentada en el área.

Con dos discos bajo la manga –el minimalista Isolation y el introspectivo Sense in MeaninglessnessArik Villamar Lau comienza a perfilarse como uno de los artistas más importantes de la escena musical en Veracruz. Sin embargo, parece que las condiciones sociales y políticas en el estado no suelen ser lo suficientemente adecuadas para el desarrollo de los proyectos musicales.

Para conocer como es la situación de los proyectos musicales fuera de la escena local en la Ciudad de México, tuvimos la fortuna de platicar con Arik Villamar Lau. Nuestra breve pero sustanciosa charla estuvo centrada en dos temas: el contexto actual de la industria musical en Veracruz y las implicaciones socio culturales de vivir en un estado que en los últimos años ha sufrido directamente las consecuencias de gobiernos incapaces de ejercer adecuadamente la administración pública.

La neutralidad de la voz de Arik no es un hecho exclusivo de su música ya que durante las conversaciones también es difícil saber cómo es su sentir sobre lo que expresa. Sin embargo, sus pausas constantes dan a notar que piensa y reflexiona mucho sobre cada una de las frases que articula.

Al iniciar la entrevista telefónica pregunto sobre las bandas que lo inspiraron a desarrollar su proyecto. Después de pensarlo por un momento contesta: “Tame Impala, Mac DeMarco… hay un músico llamado Brian Jonestown él también podría ser”.

A pesar de que Cocteau Twins, Slint o Pavement podrían relacionarse fácilmente con su sonido caótico, la influencia que Arik percibe mayoritariamente es la que le han otorgado bandas de los últimos 10 años y The Brian Jonestown Massacre, el ejemplo a seguir de todo proyecto que se considere a si mismo como DIY.

La música de la escena aquí  es un poco diferente a lo que yo hago” comenta Arik, al referirse al lugar privilegiado que géneros como el Punk-Rock y el Happy Punk tienen en Orizaba, “acá se escuchan más bandas como Beta. Esa es una banda que les gusta mucho por acá y así son varias, en Jalapa la escena está un poco más adaptada a mi género, pero aquí no”.

El joven expresa con entusiasmo “la escena en Orizaba ha crecido mucho yo al menos ya he tenido la oportunidad de presentarme en muchas tocadas”, así mismo, comenta “realmente este crecimiento ha llegado hace como medio año, a partir de ahí todo ha crecido muchísimo incluso ya han surgido como sellos discográficos que organizan eventos muy padres con bandas del género alternativo”.

Según sus palabras, el crecimiento de la escena musical en Orizaba es producto de una expansión cultural y de la buena recepción que han tenido los álbumes de Mac DeMarco y Tame Impala en el territorio, Arik aclara “todo tiene que ver con un crecimiento cultural, ahora se escuchan bandas que antes no se escuchaban aquí”.

Con respecto a los venues dedicados a la promoción de bandas locales, el músico es poco optimista al respecto “Hay lugares muy buenos para tocar, pero debido a la inseguridad han estado cerrando varios bares y recintos”. A pesar de ser una persona bastante joven, Arik ya ha percibido que la delincuencia y el crimen organizado también afectan el desarrollo cultural de una entidad federativa.

Si bien, la escena musical ha comenzado a tener un despunte bastante grande, parece que el mismo gobierno también ha comenzado a impedir el éxito de las mismas a partir de la clausura y cierre de espacios. “La escena ha crecido mucho aquí en donde vivo, incluso abrieron un lugar muy bueno llamado Lipotimia para que las bandas tocaran, pero ahora el recinto comenzó a realizar únicamente eventos privados debido a problemas con el municipio” nos dice un Arik decepcionado de las injusticias que percibe en su lugar de residencia.

No obstante, Arik también tiene toda la disposición para expandir sus fronteras y comenzar a tocar en otros sitios. “Me gustaría tocar en la CDMX, pero he notado que el lugar en el que más se escucha mi música es en Tlaxcala, realmente tengo muchas ganas de tocar por allá también”.

Las adversidades de su estado no han sido impedimento para la actividad creativa de Arik Lau, puesto que en el último año, el joven ha mantenido un status activo tanto en su proyecto solista como en Monotonía, su banda secundaria. Incluso, hace poco estrenó un extraño video para Watermelon Baby.

Ojalá que la administración de Orizaba de cuenta de la calidad de los proyectos que sus propios músicos han comenzado a gestar y con ello deje de impedir el crecimiento de una nueva escena musical. Sería lamentable que las propuestas de la localidad tuvieran que trasladarse a otros lugares de la república por falta de oportunidades; sobre todo porque lo anterior daría lugar a un territorio con pocas probabilidades de renovación cultural.

Por lo pronto es necesario no perder la oportunidad de escuchar Sense in Meaninglessness, un álbum que podría pasar completamente desapercibido sino fuera por la insistencia de Arik Lau en expandir el conocimiento de su obra por medio de redes sociales. No estaría mal verlo darse una vuelta por la CDMX, seguro que por acá lo recibimos con los brazos abiertos.

Nota anterior
Un track de puta madre: King Krule estrena "Czech One"
Nota siguiente
Babyfather atrae la atención de A$AP Rocky y se unen para sacar un nuevo tema
Atrás
COMPARTIR

La escena musical en Veracruz y la sombra de sus gobiernos fallidos: entrevista a Arik Lau