Back

Entrevistamos a Inlogic tras la publicación de su quinto álbum ‘A Través del Tiempo’

Texto: Luis Garau Villalonga | @GarauLuis | Corresponsal Joyride Europa
Fotos: Inlogic
Hace unos días nos reunimos para charlar con Inlogic, banda madrileña que inició su andadura en el año 2003 y que el año pasado publicó A través del tiempo, el que sería su quinto álbum de estudio, el primero de ellos en castellano. Hablamos de la perseverancia en la música, de ser honesto con uno mismo y otros temas de los que Inlogic saben bastante.
 
Para comenzar, queremos que nos cuenten un poco de los orígenes de la banda, ¿cómo surgió Inlogic?

Inlogic surgió hace unos 12 años ya. Estábamos divididos en dos bandas y ensayábamos en unos locales de la zona de Barajas (Madrid). Hubo un momento en que nos juntamos para probar y salieron unos temas que nos ilusionaron mucho, así que decidimos que ese proyecto debía continuar. Al final te lías y acabas con cinco discos (risas).

¿Qué grupos los inspiraron en sus inicios, nacionales o internacionales?

Como en todos los grupos cada uno tenía sus debilidades. Era una época en la que escuchábamos mucho Incubus, System of a Down, los primeros discos de Muse… y recuerdo que estábamos todos flipando con el Deloused in the Comatorium de The Mars Volta también. Bandas que recuerdas años después con cariño pero que realmente no tienen tanto peso a día de hoy. En los últimos años nos hemos metido más en la música de los setenta, el bluegrass… La música de gente como Johnny Cash o R.E.M. también nos pegó con fuerza e influyó mucho en nuestro sonido. En España no había tanta oferta pero aún así había gente con propuestas interesantes como Los Pekenikes, por ejemplo, que nos han gustado siempre.

Sus inicios coincidieron con el comienzo de plataformas como MySpace que cambiaron mucho la manera en que los grupos se promocionaban y se daban a conocer. ¿Aprovecharon desde el principio las posibilidades que ofrecían estos nuevos medios?

Ahora MySpace es un dinosaurio pero cuando salió fue la leche y lo intentamos aprovechar. Lo de contactar con bandas de otras ciudades para montar shows resultaba casi inviable sin agencias de por medio, y abrió un abanico importante. Se fue a la mierda rápidamente y luego llegó Facebook, aunque al principio no había mucha gente. Recuerdo que ganamos un concurso de Corona y cuando anunciamos que íbamos a tocar en Rock in Rio nadie respondió. Somos un poco fatales para las redes sociales (risas).

Ahora, 12 años después de haber empezado, ¿se sienten satisfechos con el lugar que ocupan en la música? ¿Esperaban más, esperaban menos,…?

Venimos de la era post-grunge, donde todo era penosidad y catástrofe interior y simplemente el hecho de tener un disco era la leche, así que imagínate cinco. Somos cuatro amigos de barrio sin formación musical, así que el simple hecho de haber llegado hasta aquí, haber aguantado todos estos años, ya es superrecompensado. Por supuesto que uno siempre quiere llegar a más público, pero de forma natural y sin forzar nada, y nosotros siempre hemos hecho la música que hemos querido y que nos apetecía. Estamos muy satisfechos.

Imagino que no viven de la música, por lo difícil que es este mundo. ¿Cómo aguantan y compaginan esto, con lo sacrificado que es, con vuestra vida personal y profesional?

Sin duda lo que te hace seguir adelante es la pasión. Amamos la música, disfrutamos de ello y el grupo mantiene una buena amistad, esas son las claves. Hay que trabajar duro y respetarse unos a otros; todos pasamos circunstancias vitales complejas que nos hacen perder fuelle, pero siempre nos hemos organizado para tener un hueco para la música. Por supuesto también hay una parte de suerte, los caminos a veces se separan, pero hasta que eso pase…

¿Por qué después de cuatro discos cantando en inglés os habéis decidido ahora por cambiar al castellano?

Creemos que ha venido dado un poco por lo que hablábamos de la evolución. Óscar trajo una canción en castellano y nos animó a todos a cambiar de rumbo, aún teniendo canciones compuestas en inglés. Es necesario mantener la chispa, mirar a tus compañeros y ver que les brillan los ojos con lo que se está haciendo, y después de Vasijas creo que este cambio nos ha venido muy bien en ese sentido. En cuanto a las letras, además, creo que a Óscar le ha motivado para sacar cosas que en inglés no podía decir con la misma facilidad o naturalidad.

Hay una ola de grupos españoles que cantan en inglés y están saliendo bastante al extranjero. ¿Se sienten partidarios de cantar en castellano ahora que han cambiado?

Todo tiene su momento. A nosotros hace años nos hicieron una propuesta para grabar un disco con la condición de que fuese en castellano pero tuvimos que decir que no porque en ese momento no le veíamos sentido, y mira ahora. También habrá gente que cante toda la vida en inglés porque no le llega este momento, igual que los habrá que no cambien de registro musical. Depende de cada uno y no creemos que haya algo ‘mejor’.

En el tema del registro musical se han relajado un poco, ¿no?

Hemos intentado hacer cada disco con un aliciente de cambio. Además tiene mucho que ver con el hecho de girar por salas mal preparadas y darnos cuenta de que a nivel técnico es difícil sacar adelante un concierto cañero. Nadie quiere sonar a mierda. Además ha cambiado la manera de componer, con mucho más trabajo en casa, y también afecta.

¿Se sienten parte de la escena madrileña?

Si te somos sinceros, no. Nos llevamos muy bien con muchas bandas, pero la verdad es que hemos ido siempre un poco a nuestra bola. No quiere decir que nos consideremos mejores o peores, pero quizás nos sentimos un poco fuera de las redes sociales y ahí es donde está el meollo.

Para grabar este disco se han aislado en una casa de campo. ¿Ha influido en el resultado final del disco?

Sin duda. Era un pueblo de 30 personas así que no había muchas distracciones. La producción ha sido toda nuestra y hemos tenido que currar mucho, llevar trastos, insonorizar la casa,… Preparamos todo un año antes. Todas las bases las grabamos en directo y eso también ha afectado al sonido, creemos que para bien. Las voces las grabamos después pero todas a la vez, principal y coros, y sin duda fue un acierto de cara al empaste entre ellas.

Volviendo un poco al tema del idioma, ¿han tocado fuera de España?

Por Europa hemos tocado. De hecho hace unos años nos fuimos de viaje durante un mes, con un par de shows planificados pero tocando la mayor parte del tiempo en la calle. Fue una experiencia increíble, tuvimos que repetir durante un par de veranos (risas). En Budapest incluso nos pidieron que por favor cantásemos en castellano; como no teníamos nada aún Obe tuvo que probar un par de temas que tenía él.

Para acabar, como representante de un medio mexicano debo preguntar: ahora que además han cambiado de idioma, ¿se ha convertido en un objetivo dar el salto al otro lado del Atlántico?

Hace unos años un amigo que montaba presentaciones por ahí nos lo ofreció, pero temíamos que no hubiese feedback y al final no salió adelante. La verdad es que sería una experiencia de puta madre, son pequeños premios y retos que mantienen viva la ilusión. Todos los públicos son distintos, pero tocar en un sitio donde la cultura es diferente a la tuya tiene algo especial. Sería una pasada.

Escucha A Través del Tiempo de Inlogic aquí:

 

About the Author /

En 2011 escribí sobre Jack White e inició Joyride. Rocanrol y karatazos.