Back

Entrevistamos a John Berkhout tras publicar su flamante segundo álbum

Entrevista: Luis Garau Villalonga | @GarauLuis | Corresponsal Joyride Europa
Fotos: Cortesía John Berkhout

Probablemente nos encontremos ante la banda que más se ha atrevido a romper con su pasado en este año 2016. Bloo Mind nos desvela a unos John Berkhout con un sonido totalmente reinventado que, exceptuando las cuidadas melodías vocales, en poco o nada recuerda a lo mostrado en su debut homónimo, publicado en 2013. Los vascos parecen haber dedicado un buen rato a experimentar y aparecen con un álbum psicodélico que sí, en algún momento muestra debilidad por el folk, pero que va mucho más allá, dándole otra vuelta de tuerca y permitiéndose todas las concesiones que desea.

Tras la publicación de este interesante álbum hemos tenido la oportunidad de que John Berkhout contestasen a unas cuantas preguntas para nosotros:

¿Podrían darnos una pequeña introducción al universo John Berkhout? ¿Cómo surge la banda?

La banda se creó hace más de 10 años en un pequeño pueblo llamado Oiartzun, y nació de una amistad entre cinco personas que compartían la inquietud de experimentar con la música. Hoy en día, tras diferentes periodos, afrontamos el reto de superarnos con este nuevo álbum, trabajar sin descanso y tocar en directo para aprender, disfrutar y crecer.

Su primer álbum se componía de canciones de corte mucho más folk. ¿Qué ha sucedido para que se lancen tan súbitamente a hacer esta psicodelia? ¿Viene esta inquietud motivada quizás por cierto aburrimiento de los formatos tradicionales?

La inquietud y la motivación son totalmente personales y no creo que tenga que ver con el devenir del formato tradicional, pues como oyentes disfrutamos de todo tipo de espectros. El cambio y la evolución son algo natural en el ser humano, y se dan en mismo modo en una banda, a la hora de querer indagar en nuevos sonidos, melodías, tratamientos, efectos, instrumentos… En este caso, la experimentación con sintetizadores, la sección rítmica y la presencia de una guitarra eléctrica cambia la vestimenta de las canciones, pero queremos creer que la esencia reside en ellas, en querer transmitir y evocar.

¿Sienten como un reto el traslado de estas canciones a un directo potente o el tocarlas ha salido de forma natural desde el principio?

Es un reto enorme, sí, ¡pero es la mayor motivación al mismo tiempo! El nuevo disco tiene muchos detalles y matices y en nuestra mano esta trasladarlos con la mayor energía posible al directo.

Del mismo modo que imagino que este nuevo sonido habrá requerido cierta adaptación, ¿también tuvieron que adaptar la forma de trabajar en el estudio para sacar el disco adelante?

Ha sido un proceso largo, duro pero muy satisfactorio. Las canciones exigían trabajarlas al detalle y exprimirlas hasta el final, y eso ha supuesto una adaptación obligatoria a la hora de trabajar. Pero estamos muy contentos con el resultado y también con el camino recorrido.

¿De qué manera se plantean las cosas a partir de ahora a la hora de componer? ¿Creen que esta psicodelia ha llegado para quedarse con ustedes?

Como banda nuestro planteamiento es el día a día y estas canciones son la prioridad ahora porque las queremos hacer sonar lo mejor posible. A partir de eso el siguiente paso es una incógnita… vendrá y será lo que tenga que ser.

Personalmente creo que a pesar de las diferencias las canciones de ambos discos pueden relacionarse unas con otras; pero en un set, que es donde tienen que funcionar como conjunto, ¿cómo se las ingeniarán para componer un bloque compacto de canciones con dos discos tan diferentes?

Estamos en ello… pensando como encajar el pasado en el presente. No sera fácil pero seguro que les conseguimos algún hueco equilibrado.

De forma inevitable Bloo Mind nos evoca por momentos a grandes estandartes de la psicodelia actual, especialmente de toda la movida australiana de los últimos años. ¿Qué grupos recomendarían para aquellos a quienes les guste su música?

Como todos, tenemos nuestras influencias y bandas que respetamos enormemente por su potencial, ambición y manera de tocar en directo. La movida australiana puede ser el punto de referencia actual para el oyente, y también es una referencia para la banda, pero en el proceso de creación el espectro de influencias es enorme… Desde destellos franceses de ayer y hoy (Air, Daft Punk, M83), hasta sonidos mas actuales (UMO, Beach House, Temples, Mac Demarco).

¿Tienen en mente salir al extranjero a presentar este nuevo álbum? Como medio mexicano les tenemos que preguntar: ¿está entre sus objetivos tocar al otro lado del charco?

¡Sería un sueño y un logro importante! Nuestra mentalidad es la de tocar y tocar, en todos los sitios posibles y presentar lo que con tanta ilusión hemos creado ante la gente. Cruzar el charco para tocar con la banda suena un poco utópico a estas alturas pero trabajaremos para que algún día sea una realidad. ¡Esperamos veros en primera fila!

Escucha Bloo Mind aquí:

About the Author /

En 2011 escribí sobre Jack White e inició Joyride. Rocanrol y karatazos.