Back

La Maravillosa Orquesta del Alcohol en Madrid

Texto: Fernando Prieto Arderius | @fprietoarderius Editor de contenidos Joyride Europa

Fotos: Amanda Loro | @AmandaOhara22

Pasan las nueve y cuarto de la noche en Madrid. Siete jóvenes chicos de la ciudad de Burgos salen al escenario. Tras colocar sus instrumentos y saludar a algún amigo entre el público, vuelven al backstage. Esta noche han vendido todos los boletos y casi mil personas reunidas en la sala Joy Eslava esperan su regreso. Pero volvamos media hora atrás en el tiempo.
Ese mismo escenario está siendo ahora pisado por Ukulele Clan Band, grupo de folk originario de Madrid que aún sin ser tan conocido como sus compañeros de cartel, está dándolo todo para aquellos se han acercado a verlos. Media hora de directo no es demasiado, pero es más que suficiente para demostrar una gran versatilidad instrumental y una implicación que ha dejado al público de la Joy a punto de caramelo para lo que se avecina.

Ahora sí que sí. Solo unas pequeñas luces amarillas iluminan un poco de humo en una oscuridad total, cuando se empiezan a escuchar los primeros gritos de los fans. Ataviados como siempre con camiseta interior blanca, este sexteto entre el folk, el blues, el rock o el country baja los escalones de camino al escenario y se hace la luz.

Esta formación, surgida tras el contacto con la música irlandesa en un viaje de su cantante  David Ruiz, no tenía en origen otro propósito más que reunirse y disfrutar de tocar música entre amigos, y aun tras dar 95 conciertos el año pasado por toda España, -incluido el festival BBK Live–  esto parece no haber cambiado.
En el inicio de su gira, La Maravillosa Orquesta del Alcohol –también conocida como La M.O.D.A., aunque no queda claro que les guste mucho este nombre visto que reivindicaron varias veces su nombre completo- venía a presentar su segundo disco autoeditado (La primavera del invierno, 2015), que contiene colaboraciones de Gorka Urbizu (Berri Txarrak) y María Rodés, pero sobre todo venían a divertirse.
Desde el minuto cero, con la conjunción de las animadas Nubes negras y Miles Davis, o Amanecederos, la implicación de esta banda que mezcla música acústica con acordeón, bajo, mandolina o saxofón es indiscutible, y la de su público, -veinteañeros en su mayoría, como ellos- tampoco tiene nada que envidiarle.

En temas como la agridulce 1932 o Catedrales, la voz rasgada de Ruiz (también banjo y guitarra) esapoyada por cientos de gargantas e incluso las ovaciones que siguen a su nuevo tema Flores del mal o Vasos vacíos, de su primer elepé en castellano (¿Quién nos va a salvar?, Mús Records, 2013) llegan a zumbar en los oídos.
Sin una escenografía destacable –salvo las luces en Hay un fuego por ejemplo–, la fuerza del directo de estos burgaleses reside más en una actitud humilde y motivante, con potentes temas del estilo de Nómadas o PRMVR. A no ser que decidan “darse el lujo” -en sus propias palabras- de rescatar algún antiguo track en inglés, esta alegría se contagia entre los asistentes en prácticamente todos los temas.
Siempre agradecidos, -“sois el motivo para levantarnos el lunes para ensayar”, aseguraron­­- La M.O.D.A. canta letras reivindicativas, de dualidad entre las cosas buenas y malas y de madurez, aunque también de inconformismo y de crítica social ante la situación económica actual; siempre bajo un marco festivo pero donde también hay hueco para respirar un poco de tranquilidad.

A través de Rascacielos, el grupo nos dejó un momento único con el dueto de su cantante junto al acordeón -instrumento imprescindible de esta formación- del siempre sonriente Joselito Maravillas, cuyo nombre fue vitoreado varias veces a lo largo del concierto, que estaba en sus últimos compases.

En su regreso a la capital española, donde llenaron el año pasado en tres fechas consecutivas la Sala El Sol, La Maravillosa Orquesta del Alcohol vendió de nuevo todas las entradas en Madrid. Una ciudad que para ellos “ha sido como una segunda casa” y de la se despidieron con los hits Hijos de Johnny Cash y Gasoline montando una auténtica celebración el pasado 10 de abril en la sala Joy Eslava. Atentos a la trayectoria de esta banda.
About the Author /

En 2011 escribí sobre Jack White e inició Joyride. Rocanrol y karatazos.