Back

“Teníamos ganas de regresar a casa”, la entrevista con Jenny and the Mexicats en Madrid

Texto: Fernando Prieto Arderius | @fprietoarderius Editor de contenidos Joyride Europa 

Fotos: Amanda Loro | @amandaloro

A
ún tienen jet lag y están visiblemente cansados por una intensa de promoción de su primer disco en España, Frenético Ritmo (2015, Mexicat Records & Esmerarte) ─recopilatorio de sus dos trabajos anteriores Jenny and the Mexicats (2012) y OME (2014)─ cuyo título define perfectamente el duro trabajo de estos días. Son Jenny and the Mexicats y como ellos dicen, viven entre aeropuertos. Hoy ya han dado cinco entrevistas pero tenemos la suerte de que concedan un ratito a Joyride Magazine.

 
La banda nació hace siete años en una ciudad que les ve ahora regresar. Jenny estaba de gira con una orquesta de música clásica en Madrid, y de visita en un tablao flamenco se hizo un corte en un pie. Allí trabajaban Icho (contrabajo) y Pantera (guitarra) que le ayudaron con una tirita. Ese mismo verano tocan en un festival de música en Londres y deciden incorporar a un cuarto miembro, David, para la percusión.
 
En un inicio se llamaban Pachucos & La Princesa, nombre que finalmente fue cambiado por Jenny and the Mexicats, juego de palabras que mezcla el nombre de la propia trompetista y cantante inglesa,  el origen mexicano de Icho y Pantera y el gentilicio con el que se designa a la gente de Madrid, gatos, de donde es David y donde se creó esta banda internacional de fusión que mezcla el folk, el pop, el rockabilly o el reggae, con el jazz, la cumbia, el flamenco o la música balcánica.
 
 
 
¿Cuál fue la razón para iros a México?
Fue un poco por la aventura. México es una plataforma muy importante a nivel musical para cualquier artista. Hay muchos artistas de España que van allí,  triunfan y luego vuelven por la puerta grande. Cuando llegamos a México nos pusimos las pilas y trabajamos mucho. Desde que empezamos la banda siempre ha sido la prioridad. No tomamos vacaciones por ejemplo, el dinero que teníamos lo usamos para giras.
 
¿Por qué rechazasteis la oportunidad de firmar con una discográfica?
Grabamos un disco en Londres y no nos gustó el resultado. Decidimos ser dueños de nuestros masters y tomar el 100% de nuestras decisiones artísticas. En México tuvimos un mánager pero ya no lo tenemos, ahora hacemos cien por cien del management, de redes sociales y de todo en general.
 
¿Entendéis que este control cien por cien por parte del artista de su música es fundamental?
Creemos que el artista debería estar en control del contenido. Es algo muy obvio para nosotros pero hoy en día parece que ha cambiado. Hay muchas disqueras que invierten en lo que ellos piensan que va a vender. Nosotros tampoco somos muy críticos con los demás, somos muy fans de muchas bandas y de mucha música y disfrutamos del hecho de que podamos vivir de esto.
 
 
 
¿El momento de componer surge como algo improvisado?
Sí, así ha sido desde el principio la manera de componer. Nos juntaos para ensayar un tema y va fluyendo. La canción nos va llevando a un sitio o a otro y no nos ponemos nunca una barrera. Dejamos que fluya, libertad creativa. Empezar en español, acabar en inglés y viceversa o inventarte canciones en spanglish. Tal como salga.
¿De qué os ha servido ser independientes en vuestra carrera como músicos?
Hemos aprendido por el camino, a base de fallos, y la verdad es que eso te hace mejor músico, porque somos conscientes de nuestras virtudes y también de nuestros errores. Las tratamos de superar paso a paso. Somos muy críticos con nosotros mismos e intentamos hacerlo siempre lo mejor posible. Sabemos que nos queda un camino larguísimo todavía por recorrer.
 
¿Entendéis que vuestra fuerza reside en los directos?
Sí, nos gusta mucho además tocar en directo. De hecho nos dicen que se nos nota muy conectados en el escenario, que disfrutamos, y eso se transmite a la gente. Hay temas más movidos, otros más calmaditos, hay espacio para todo. Toda nuestra música te hace sentir algo, es muy honesta y sale de un lugar muy inocente de nosotros. Jamás pensamos en lo que van a pensar los demás, probamos cosas nuevas, no tenemos miedo y creo que eso es bonito.

Siempre que terminamos los conciertos bajamos con ellos, firmamos los discos, camisetas y lo que haga falta. Agradecemos mucho el apoyo de los fans. En México tenemos mucha suerte en este sentido. La verdad es que intentamos devolver de alguna manera todo el cariño que nos dan.

¿Por qué habéis elegido estas canciones para España?

Este primer disco en España es un recopilatorio de nuestros dos trabajos anteriores. Las hemos elegido pensando en el público español. Ahora que lo vemos pensamos que quizá tendríamos que haber incluido unas canciones o dejar de lado otras, pero tampoco podíamos hacer un recopilatorio con cuarenta canciones. Está muy bien que estemos sacando algo diferente, un ejemplo de nuestro trabajo durante estos años. Cada canción dice algo, tocamos muy diferentes estilos  y queremos plasmarlo en esta selección.
 
¿El siguiente disco para cuándo?
Nuestra manera de trabajar es más independiente. Un disco al año sería increíble, pero no tenemos tiempo el tiempo para promocionarlo bien y en todos los lugares donde queremos tocar. Toda la promoción te quita mucho tiempo. Este disco acaba de nacer aquí en España pero aparte ya estamos pensando en nuestro tercer disco.
 
¿Cómo ha sido volver a Madrid después de tanto tiempo?

 

Muy grato la verdad, estamos muy contentos de estar otra vez aquí, fueron tres años que estuvimos en México, nos ha ido bastante bien. Hemos tenido la fortuna de gustarle a la gente. Estamos muy contentos de la respuesta en México pero teníamos ganas de regresar a casa. El hecho de volver después de tres años de vivir, crecer y trabajar en México, que la gente nos esté teniendo en cuenta, y recuerden que empezamos en Madrid se siente como algo muy bueno. Es como cerrar un círculo. Está muy lindo.



About the Author /

En 2011 escribí sobre Jack White e inició Joyride. Rocanrol y karatazos.